Cómo mejorar tu reputación en el email marketing

20 de agosto de 2020 · 8 min. lectura
Comparte

La reputación de tu campaña de email marketing está relacionada con diversos factores que debes tener en cuenta antes de hacer clic en el botón de «Enviar». Si quieres evitar la temida lista negra, y que tus correos lleguen a sus destinatarios correctamente, utiliza algunos de los consejos que te proponemos para aumentar tu tasa de apertura. ¿Quieres mejorar tu reputación en el email marketing?

Cómo mejorar la reputación de tu email marketing

Una lista negra es esencialmente una base de datos que identifica los correos de spam. Así se determina si un email puede ser considerado como correo no deseado, ya sea por tu reputación de IP o por el dominio desde el que ha sido enviado.

El objetivo principal de estas listas negras es el de evitar que los mensajes no deseados lleguen a la bandeja de entrada de los usuarios. Para que esto no ocurra, debes actuar en consecuencia y conseguirás una mayor entregabilidad de los correos.

1. Cuida tu reputación IP

Si envías correos de forma masiva desde una dirección IP bloqueada o cuya reputación es negativa, los mensajes enviados correrán el riesgo de no ser entregados. Si lo haces desde una IP dedicada cuya reputación sea positiva, tu email tendrá más posibilidades de llegar a bandeja de entrada del destinatario.

Por eso, busca siempre un proveedor que te ofrezca un dominio de calidad.

2. ¿Cómo saber si tu IP está bloqueada por spam?

Te recomendamos observar los resultados de tus campañas de email marketing a largo plazo y revisar la tasa de apertura.

Monitoriza los resultados para trabajar la percepción que los servidores de correo electrónico tienen de tu IP. Recuerda el riesgo que supone para tu reputación que tus emails reboten o acaben en la carpeta spam tus emails, dañando así tu reputación.

3. Crea una buena base de datos

Segmentar tu público te ayudará a crear una estrategia más personalizada. Pregúntate en qué punto estás, cuál es tu objetivoqué es lo que tu audiencia quiere de ti. Las estrategias como el email marketing suelen funcionar a medio o largo plazo, así que si con tu primera newsletter no consigues los resultados deseados, no te desesperes y sigue intentándolo.

4. Contenido de calidad

No todo vale, y menos cuando se trata de una campaña de email marketing. Tal y como hemos comentado, es importante conocer a tu audiencia y saber qué esperan de ti.

Si tu objetivo es mejorar tu reputación en el email marketing, tu herramienta será un correo bien redactado, en el que incluyas información atractiva, llamadas a la acción, ofertas o promociones, acompañadas de contenido atractivo como fotografías o vídeos. Esto te dará una mayor tasa de apertura.

Además, te mostramos algunos tips que te ayudarán a aparecer en la bandeja de entrada de tus suscriptores. ¡Úsalos todos!

  • Evita el uso excesivo de signos de exclamación.
  • Redacta asuntos legibles, directos y sencillos.
  • Evita las palabras prohibidas en el email marketing: gratis, compra, urgente, etcétera.
  • Crea contenido de calidad y atractivo.

5. Frecuencia de envío

Es muy importante cuidar la frecuencia de envío. De nada sirve una newsletter semanal si el contenido que ofreces no es de calidad ni aporta algo a tus usuarios. Puedes establecer una frecuencia quincenal o mensual, siempre analizando los resultados de tus campañas para comprobar su acogida.

También es importante que sigas un calendario editorial. Si tus usuarios esperan tus novedades y no las reciben en el día indicado, su interés puede verse deteriorado y, por ende, tu tasa de apertura.

¿Quieres enviar correos masivos gratis y aumentar tus conversiones?
Empieza a enviar tus campañas con un diseño profesional, sin coste.
Envía hasta 2.000 correos electrónicos al mes gratis.

6. Facilita el proceso de baja

Si tus clientes encuentran con facilidad el enlace o botón para darse de baja, lo entenderán como un gesto de honestidad. Piensa que un usuario frustrado marcará tu correo como spam, y tu reputación se verá perjudicada.

7. Invita a la participación

Una de las interacciones más valoradas a la hora de mejorar tu reputación es la respuesta de tus suscriptores. Nada mejor que animarlos para que respondan a tus correos. De esta forma, tu dirección se añadirá directamente a la lista blanca del usuario, mejorando así la tasa de entrega.

8. Revisa la reputación de tu dominio

La reputación de IP y la del dominio son totalmente distintas. Para revisar esta última existen herramientas como Postmasterque te ayudarán a entender por qué tus correos son detectados como spam.

En resumen, tener una reputación de envío positiva o negativa puede determinar la entrega exitosa de tus mejores campañas email marketingEsta reputación está ligada tanto a la lista de correos y al dominio que utilizas para enviar contenidos. Por eso, como remitente es importante responsabilizarte de la protección de tu reputación y trabajar para mejorarla.

Comparte