Consejos y claves para crear un buen Call To Action (CTA) en tu newsletter

12 de mayo de 2020 · 5 min. lectura
Comparte

Tu CTA, Call To Action o llamada a la acción, es fundamental dentro de tus acciones de marketing. En el caso de tu newsletter diseño, su presencia y su articulación adquieren un valor esencial, ya que esta es la comunicación que esperan recibir tus clientes con noticias y novedades.

Aspectos fundamentales del call to action en la newsletter

Mientras que otras llamadas a la acción, en otro tipo de campañas de email marketing o comunicaciones pueden tener diferentes valores, en la newsletter la CTA tiene las misiones fundamentales de convencer, vender y fidelizar.

Una newsletter, por sus especiales características, raramente tiene la misión de conseguir nuevos leads. La diriges a tus leads más cualificados. Aquellos que ya se encuentran entre tus afiliados, suelen haber realizado ya alguna compra y demuestran un interés habitual en tus productos.

Además, la newsletter no deja de ser un boletín informativo periódico que permite una mayor extensión que otras comunicaciones por email. Puede incluir diversas secciones de información, las cuales a su vez pueden contener diferentes elementos que incluyan individualmente una llamada a la acción.

El ratio de conversión a través de estas comunicaciones suele ser muy elevado si las llamadas a la acción están bien diseñadas. El motivo es sencillo: se las diriges a personas que te han solicitado esta información.

En líneas generales ya tienes garantizado que tu email se va a abrir y que, en la mayoría de los casos, el destinatario se va a interesar en alguna de sus secciones.

Una CTA única o varias llamadas a la acción

Hay expertos que te aconsejan que centres la atención de tu público en una sola llamada a la acción que destaque claramente. El argumento que utilizan es el de no crear confusión en tus destinatarios.

Sin embargo, tu newsletter se dirige generalmente a diferentes leads con distinta cualificación y de los que puedes requerir diferentes acciones. Normalmente van a coexistir, como mínimo, dos tipos diferentes de destinatarios en tu base de datos para mailing: clientes que ya han comprado, y afiliados que se han interesado por tus productos. Pero también puede ocurrir que utilices tu información sobre noticias y novedades para generar nuevos leads.

Evidentemente, esto lo puedes solucionar segmentando tus bases de datos y enviando diferentes newsletter. No es una mala alternativa. Pero tampoco lo es que alguien que no ha realizado todavía una compra vea cómo diriges ofertas exclusivas y beneficios a los clientes que se mantienen fieles a tu marca. ¿No te conviene mostrarte?

El hecho es que una buena gestión del inbound marketing será capaz de crear este tipo de boletines haciendo que unas secciones añadan interés a las otras. El contenido de aquellas que van dirigidas a tus clientes puede ser el atractivo que impulse a un nuevo lead a tomar la decisión de atender la llamada a convertirse.

Veamos esto con un ejemplo

Una persona ha accedido a tu newsletter porque se la ha reenviado un conocido pensando que le podía interesar tu producto. En esa newsletter hay una parte que lo da a conocer y una llamada a la acción a subscribirse.

El destinatario ve en tu producto algo interesante, pero desconoce realmente si le puedes hacer una oferta atractiva o si tu trato hacia él como cliente será el que espera. En ese momento accede a la parte que está destinada a tus clientes y ve que les estás ofreciendo un descuento importante personalizado en la adquisición de tus productos, un trato preferencial y la posibilidad de aprovecharse de diseños exclusivos. Estos son los argumentos que necesitaba para decidirse a hacer clic en la llamada a la acción.

Recuerda que en nuestras plantillas mailing encontrarás diseños especiales para tus promociones y descuentos.

Cuáles son entonces las claves para una CTA de marketing perfecta en la newsletter

Todo el efecto final de una llamada a la acción va a depender fundamentalmente del contexto. Es básicamente este el que mueve la voluntad del lead para ejecutar la acción, por lo que realmente deberíamos decir que las principales cualidades de una CTA en marketing son:

  • Que esté bien destacada: ha de verse claramente de un primer vistazo. Ser lo que primero vea y lea el destinatario, para pasar luego a leer el contexto. Así, debe estar en la parte superior de la página y, preferiblemente, en su zona intermedia superior derecha. No olvides que leemos en forma de F.
  • Que sea operativa: el enlace ha de estar bien depurado y su funcionamiento garantizado. Aunque no lo creas, encontramos llamadas a la acción que llevan a enlaces rotos.
  • Que plantee un reclamo atractivo con un lenguaje activo: asegúrate de que el texto de tu CTA incluya una atractiva oferta, un descuento directo o una promoción. Frente al «Haga clic aquí» es preferible el «Obtenga un 50 % de descuento ahora».

Algunos ejemplos de llamadas a la acción que funcionan

Veamos algunas call to action con ejemplos:

  • Obtén tu regalo aquí.
  • Descarga ahora tu libro gratis.
  • Conviértete en VIP ahora.
  • Regístrate gratis

¿Quieres saber más sobre cómo diseñar un newsletter?

Comparte