Qué es una landing page y los secretos básicos para lograr que convierta

7 de abril de 2020 · 6 min. lectura
Comparte

¿Sabías que la función última de toda landing page es proporcionar una conversión de algún tipo? Pero antes de hacer esto ha de ser capaz de captar la atención de los usuarios y persuadirlos para que realicen una acción. En este post te explicamos de forma muy sencilla qué es exactamente una landing page y cuáles son los secretos básicos para lograr que convierta y genere resultados en tu negocio.

Sigue leyendo si quieres descubrir las particularidades y secretos de esta zona de aterrizaje hacia tu marca.

¿Qué es una landing page y qué no es?

Una landing page es un reclamo digital utilizado para llamar la atención de tu target, seducirlo y convencerlo para realizar una acción, desde una compra a una suscripción a tu newsletter. ¿Quieres saber cómo hacer un newsletter?

No se trata de una ventana emergente que condiciona el acceso a tu web o lo interrumpe insistentemente como una constante molestia para el usuario.

¿Qué metas puede tener la landing page?

Cuando planificamos el recorrido o camino de una acción de marketing, este debe conducir a un resultado. Y cuando, por ejemplo, después de las campañas email marketing, los resultados email marketing establecidos se consiguen, hablamos de que se ha producido una conversión. Esta meta u objetivo puede tener diferentes fines y se mide con la tasa de conversión.

Aquí tienes algunos ejemplos de landing page según sus objetivos:

  • Recolectar los datos de potenciales clientes, con su consentimiento en adecuación al RGPD).
  • Generar una suscripción.
  • Concretar una venta.
  • Promover que nos hagan una consulta.
  • Potenciar que nos soliciten más información.
  • Obtener un bono o alguna ventaja.

¿Por qué se utiliza una landing page?

Puedes preguntarte por qué crear una landing page si ya tienes toda la información que se necesita en tu página. Muy sencillo: como te hemos explicado, una página de aterrizaje es un reclamo. Una tienda puede tener todo el producto en su interior. Sin embargo tiene un rótulo en el exterior y, a menudo, carteles en el escaparate que reclaman la atención de los viandantes con ofertas atractivas.

Tu landing tiene la misión de centrar la atención del posible cliente en ti y, con un mensaje directo y breve, convencerle para que realice una acción que normalmente le animará a cruzar la puerta de tu tienda. En muchos casos, entrar en tu sitio y procurarte la posibilidad de un contacto que te permita dirigir más acciones a él en un futuro.

No debes confundirla con publicidad o un anuncio. Estas páginas, aunque generan tráfico de calidad hacia tu web, no son en sí mismas un anuncio. Son lo que hay detrás de él. Lo que hacen es concretar la promesa de un beneficio si se realiza la acción propuesta que permite al usuario cruzar la puerta. Por eso es indispensable que estén optimizadas y muy bien estructuradas.

¿Quieres enviar correos masivos gratis y aumentar tus conversiones?
Empieza a enviar tus campañas con un diseño profesional, sin coste.
Envía hasta 2.000 correos electrónicos al mes gratis.

¿Cuáles son los secretos para crear una landing page efectiva?

La página en la que tu futuro cliente va a aterrizar debe estar pensada para él. Poner el foco en el cliente, en lo que este desea y en cómo puedes satisfacer con tus servicios y productos estas necesidades es fundamental. Para ello, debes trazar un perfil preciso del público al que quieres dirigirte y tocar sus emociones para moverle a tomar una decisión a través de la personalización.

El mensaje, contenido o propuesta debe ser atractivo, conciso y sencillo. Para ello, puedes servirte de las ventajas del storytelling en email marketing.

Debe asegurarte de que esta página de aterrizaje facilita la comprensión del usuario y le muestra un camino claro y despejado a través de una Call To Action o llamada a la acción. Todo lo que el usuario debe hacer ha de ser fácil, ya sea rellenar unos datos o hacer clic para una compra.

Es muy conveniente que la acción que propones realizar conlleve la contraprestación de alguna ventaja. Por ejemplo, una oferta exclusiva, un descuento, un regalo o la descarga gratuita de un contenido de su interés y al cual no puede acceder sin pasar ese filtro de la acción.

La llamada a la acción debe ser clara y presentarse destacada. Letras grandes, un mensaje breve y colores que no se confundan con el fondo. Debe estar seguida de un botón de envío que se asocie claramente al mensaje y se presente destacado.

Si incluye un formulario que se haya de rellenar, este debe incluir solo los datos imprescindibles. Por ejemplo, si el objetivo es incrementar tu base de datos de personas interesadas en tus productos o servicios, toma inicialmente su nombre y dirección de correo electrónico. Trata de no solicitar otros medios de contacto que pueda considerar invasivos. Ya los recogerás en acciones posteriores.

La perfecta asociación de una landing page con el emailing

Las páginas de aterrizaje tienen como gran aliado el emailing. Has de tener en cuenta que estas páginas son muy efectivas para dirigir ofertas y promociones con carácter exclusivo y beneficios especiales a aquellos contactos que ya tienes. Puedes además utilizar una plantilla email diferente para cada una de tus promociones.

Hasta que consigas tu propia base datos contactos tendrás que utilizar páginas de aterrizaje que recaben la información y permisos de los que acceden. Para dirigirlos allí utilizarás otros medios, como anuncios o redes sociales, que generen tráfico hacia la landing. Pero cuando ya tienes estos contactos, el envío de campañas del interés de tus leads estará diseñado para dirigirles en gran volumen hacia tus páginas de conversión.

Ahora que sabes los funciones de una landing page y los secretos básicos para lograr que convierta solo tienes que ponerlos en práctica.

Comparte