Qué es el storytelling y ejemplos de cómo utilizarlo en tus campañas de email marketing

20 de mayo de 2020 ·
Comparte

Seguramente hayas oído hablar del storytelling y de los beneficios de aplicarlo a envío de campañas de email marketing. Pero, ¿qué es exactamente? En el siguiente post te contamos todo lo que necesitas saber para sacarle partido y crear mensajes que conecten con tu audiencia.

Storytelling y su definición

Si te preguntas qué es el storytelling, has llegado al lugar correcto para resolver todas tus dudas. Dentro del marketing se plantea el storytelling y su definición como una técnica de comunicación para crear historias capaces de conectar emocionalmente con el público objetivo.

Gracias a ello, puedes hacer que tus suscriptores vivan toda una experiencia a través de los correos electrónicos que reciben, sintiéndose identificados y partícipes del escenario creado para ellos. Se busca crear correos electrónicos que los destinatarios tengan ganas de abrir cuando los reciben, y que no olviden rápidamente gracias al relato que los envuelve.

Cómo hacer un storytelling en email marketing

Como hemos dicho en otras ocasiones, tu público objetivo debe ser el centro de toda tu comunicación. Por ello, el primer paso es investigar sobre tu audiencia. Indaga en su perfil, sus necesidades, intereses y preocupaciones. Toda esta información te ofrecerá una guía para empezar a construir tus mensajes.

En segundo lugar, reflexiona sobre tu producto o servicio. ¿Satisface las necesidades de tu público? ¿Cómo podrías comunicarlo para que dé respuesta a sus motivaciones?

Y en tercer lugar, en cada envío has de elegir qué emociones quieres despertar en tus destinatarios. Por ejemplo, si tu target es sensible a la ecología puedes utilizar ese interés para hablar de sostenibilidad, siempre y cuando esto sea coherente con el producto que ofreces. Los lectores son muy críticos, y no van a tolerar que les intentemos tomar el pelo. Como consejo, ten en cuenta que los mensajes negativos no son una buena técnica; evita recurrir al miedo para fomentar ventas. Construye mensajes en positivo que hagan sentir bien a tu audiencia.

En cuanto a la construcción del relato, el asunto debe ser el gancho que evoque aquello que pueda ser interesante para el usuario y que le haga sentir el gusanillo de la curiosidad. Ten cuidado de no ser demasiado exagerado en las expectativas creadas en el asunto. Si el mensaje no está a la altura, el lector podría sentirse decepcionado. ¿Quieres saber cómo redactar un asunto efectivo?

En el cuerpo del mensaje, elabora un título atractivo que invite a seguir leyendo y que se corresponda totalmente con los intereses de los lectores. A continuación crea un mensaje personalizado, en el que te dirijas al lector con su nombre y apeles a sus emociones. Desde el primer párrafo tienes que mantener la atención conseguida, con temas de interés para el público y con promesas reales que sean importantes para los destinatarios. Una vez más, recuerda que no se trata de mentir, sino de buscar ese punto de conexión con la audiencia a través de aquello que le importa.

Sobre cómo hacer un storytelling en un proceso de mailinghay varias técnicas. Una de ellas es convertir al lector en el protagonista del relato, expresando situaciones que le inquietan o problemas para los que necesita una solución. Otra de las técnicas más habituales consiste en crear una historia en primera persona con la que el lector empatice, porque en realidad esta relate sus propias vicisitudes y necesidades. Para dar veracidad a estos relatos, en ocasiones puedes recurrir a la narración de casos reales, a testimonios de clientes o a datos a los que tengas acceso y que sirvan para argumentar y sostener la historia. Transmitir confianza es tremendamente importante para que el storytelling sea eficaz.

El storytelling en ejemplos

Si nunca has hecho storytelling puede que te cueste imaginar cómo ponerlo en práctica. Para solucionar esta incertidumbre, lógica cuando comenzamos algo nuevo, te proponemos una muestra de storytelling con ejemplos que esperamos que te sirva.

Imagina que tienes una tienda de ropa para bebés y quieres anunciar que, próximamente, tendrás pañales de tela. A continuación te mostramos dos ejemplos, uno donde se aplica esta técnica y otro en el que no.

  • Mensaje sin storytelling: «En la sección de higiene de nuestra tienda ya puedes encontrar los nuevos pañales de tela para bebés para optar por una solución más ecológica. Disponibles en varios modelos y tallas».
  • Mensaje con storytelling: «Seguro que has pensado muchas veces en cuántos pañales desechables se tiran a la basura y te gustaría hacer algo para cuidar de nuestro planeta. ¿Sabías que por cada bebé producimos aproximadamente una tonelada de residuos? Por suerte, cada vez hay más personas como tú que se preocupan por el medio ambiente y surgen alternativas sostenibles al alcance de todos. Porque queremos hacer tu vida más fácil, ahora te ofrecemos la nueva colección de pañales lavables con divertidos diseños».

Este es solo un ejemplo para que comprendas la diferencia entre ambos estilos de comunicación. Con la información que tienes de tu público, podrás crear un storytelling que de verdad conecte. Y, para hacer tus campañas aún más eficaces, plantéate contar con nuestra ayuda. Regístrate gratis en Easymailing.

Comparte