Por qué no debes comprar bases de datos de emails

8 de septiembre de 2020 · 8 min. lectura
Comparte

Tanto si estás digitalizando tu negocio como si estás levantándolo de cero, puede resultar tentador comprar una base de datos para enviar las comunicaciones de tu empresa. La impaciencia y el deseo de llegar al mayor número de personas cuanto antes es completamente normal, pero, ¿a qué precio? A continuación te ayudamos a tomar la mejor decisión, analizando todas sus ventajas e inconvenientes. Te advertimos desde el principiovas a querer encontrar otras soluciones.

Las dificultades de conseguir una base de datos para mailing

Las campañas de email marketing son una de las formas más efectivas de comunicarte con tu audiencia. Por muy poco dinero puedes dirigirte a un volumen muy elevado de personas y mantenerles al día de tus novedades y promociones. La única condición para que esto sea eficaz es una segmentación del público de calidad.

Y es que, en efecto, para poder tener una base de datos para mailing útil es necesario que los individuos compartan contigo de forma voluntaria su información personal, y que te autoricen de forma explícita a enviarles mensajes informativos o promocionales. Por este motivo, cuando estás empezando a organizar estas acciones es muy posible que aún no cuentes con una base de datos adecuada.

En la actualidad es muy fácil encontrar empresas que se dedican a vender o alquilar bases de datos de emails. A cambio de un pago (o de una cuota mensual) vas a tener acceso a un gran número de contactos, segmentados con las características que elijas y sin necesidad de preocuparte por recopilar tú mismo su información.

¿Por qué comprar una base de datos para emails no es una buena idea?

Si ya te estás preguntando cuánto cuesta y cómo comprar mailing segmentado, será mejor que esperes. Es cierto que te ofrece la ventaja de ser un método rápido y sencillo, pero sus inconvenientes superan con creces estos beneficios.

Comprar bases de datos segmentadas no te garantiza eficacia

Es cierto que comprar una base de datos de emails te permite afinar mucho la puntería y llamar a la puerta de un grupo demográfico con interés potencial en tus productos, pero aparecer en su bandeja de entrada sin que sepan quién eres va a tener un efecto perjudicial para tu campaña de email marketing.

Por un lado, no sabrán quién eres, por lo que desconfiarán de tu mensaje. Y eso hará que la tasa de apertura caiga en picado, por lo que las posibilidades de éxito de tu campaña de comunicación se resentirán. Además, otra consecuencia de esta desconfianza es que, aunque consigas que lean tu contenido, las posibilidades de que hagan clic y sean redirigidos a tu web también serán muy reducidas.

Comprar email marketing segmentado es ilegal

Comprar bases de datos segmentadas es una práctica ilegal. El RGPD establece claramente que los datos personales son propiedad del individuo. En consecuencia, para que tú puedas incluirlos en tus registros y utilizarlos, estos tendrían que darte su consentimiento expreso. Comprar y vender información de carácter privado es una práctica ilegal en toda Europa y, como tal, está perseguida y penada con sanciones de hasta 500.000 €.

En el caso de las compañías que alquilan sus registros, aunque sean ellos quienes se encarguen de hacer los envíos en tu nombre, debes saber que los usuarios han tenido que aceptar recibir comunicaciones de terceros. De no hacerlo podrán denunciarte o presentar quejas por no respetar la legislación en materia de privacidad.

¿Quieres enviar correos masivos gratis y aumentar tus conversiones?
Empieza a enviar tus campañas con un diseño profesional, sin coste.
Envía hasta 2.000 correos electrónicos al mes gratis.

Comprar o alquilar la información de terceros puede hacer que se bloquee tu cuenta de correo

Los principales proveedores de correo electrónico, como Gmail, Outlook o Yahoo!, no quieren que sus extensiones se asocien con cuentas de spam o fraudulentas. Por este motivo, si tu remitente se añade muchas veces a las listas de no deseados, la cuenta puede acabar siendo bloqueada.

Y en cuanto a que al comprar email marketing segmentado vayas a aparecer en la bandeja de entrada de usuarios que no saben quién eres, ten presente que es muy posible que estos te bloqueen de inmediato. Ante la menor sospecha, terminarás con tu cuenta suspendida o eliminada.

Las bases de datos de emails perjudicarán la reputación de tu marca

Además de las consecuencias más técnicas y cuantificables, existen otras intangibles. No puedes esperar despertar simpatía entre tu audiencia si te has hecho con su información de forma ilícita y les envías comunicaciones que no desean. Aunque lo valores como una solución temporal, piensa antes en cuánto tiempo te va a costar recuperar la confianza de la clientela.

¿Cómo conseguir bases de datos de empresas o clientes de forma exitosa?

Ahora que ya sabes por qué no es buena idea comprar la información, solo te queda conocer cómo conseguir una base de datos de empresas y particulares con estrategias efectivas. En términos generales, necesitarás que los usuarios confíen en ti lo suficiente como para querer mantenerse al día de tus novedades. Para ello podrás hacer lo siguiente.

  • Animarles a suscribirse a tu newsletter desde tu página web. Puedes utilizar incentivos, como un 10 % de descuento en la primera compra o un regalo simbólico. Así conseguirás que los indecisos estén dispuestos a sumarse a tu base de datos.
  • Aprovechar ferias, eventos y a tu equipo comercial para recopilar información. Tienes más posibilidades de conseguir que tus clientes compartan su información personal cuando se lo solicitas en persona.
  • Crear formularios simples y fáciles de entender. Usa un lenguaje claro y transparente y permite personalizar el tipo de notificaciones que van a recibir tus clientes. Así se asegurarán de optar por las que les interesan y, en consecuencia, estarán más abiertos a darte sus datos.
  • No bombardear a tu base de datos con mensajes constantes. Sabemos que la tentación es grande pero, por muy barato que sea enviar mensajes todos los días, puede salirte caro. Muchos de los registros actuales pueden darse de baja y, si consigues una mala reputación, los nuevos no querrán participar en tus campañas de emailing.

Como puedes ver, comprar una base de datos no es la solución más fácil, ni tampoco la más efectiva. Así pues, y si aún no estás seguro de cómo abordar esta problemática, no te preocupes: cuando estés listo para realizar tus envíos, nosotros seremos el aliado perfecto para multiplicar su eficacia. ¡Te estamos esperando!

Comparte