Marketing relacional: ¿qué es y cómo aplicarlo?

15 de febrero de 2021 · 4 min. lectura
Comparte

Las redes sociales y un entorno muy competitivo han hecho del marketing relacional un imprescindible para conseguir una audiencia fiel que se involucre en tu actividad de forma cercana y personal. A continuación te explicamos en qué consiste y cómo lo puedes aplicar con éxito. ¡Toma nota!

¿Qué es el marketing relacional?

Esta rama del marketing, también conocida como marketing de relaciones, te da las herramientas y métodos necesarios para estrechar la relación con tus consumidores potenciales. Basa su teoría en la certeza de que, cuando existe un vínculo previo, se crea una complicidad. En consecuencia, los usuarios están más dispuestos a probar tus productos y se muestran abiertos a prestar atención e interactuar con tus correos electrónicos, publicaciones en redes, etcétera.

Si analizamos esta disciplina desde la perspectiva del funnel de ventas, vemos cómo la cercanía y complicidad te ayudarán a crear reconocimiento de marca para atraer a posibles clientes. Una vez te conocen, saber qué es el marketing relacional te ayudará a establecer una relación con ellos que promueva la conversión de esos leads a compradores. Y tras la venta, a través del servicio al cliente, podrás fidelizarlos con estrategias que garanticen su satisfacción.

Como puedes ver, las estrategias de marketing relacional se centran en cómo comunicas tu marca desde el punto de vista de tu relación con el cliente. El uso eficiente de las redes sociales, un buen servicio de venta, que esté presente en todas las fases del proceso, y un soporte de calidad son algunas de las claves para generar relaciones duraderas con los clientes que trasciendan cada operación.

Muestra tu lado más humano con el marketing de relaciones

A diferencia del enfoque del marketing tradicional, en el que transmitías un mensaje unidireccional sobre tu producto o servicio, esta tendencia está fuertemente influenciada por el marketing digital y las nuevas formas de relacionarnos en la red. Las marcas actúan como individuos y, si quieres conseguir una relación duradera con los potenciales clientes, la comunicación abierta y la transmisión de tus valores te beneficiarán más que la imposición de tus productos.

Crea contenido de valor para tu audiencia a través del inbound marketing

En lugar de plantear tu relación con los usuarios pensando solo en lo que puedes conseguir de ellos, te animamos a que pienses en lo que tú puedes aportarles. El inbound marketing se ocupa precisamente de esto. Te enseña a crear contenidos y tener iniciativas que no tienen por qué tener un retorno directo.

Se puede utilizar el marketing de contenido para crear vínculos emocionales. Por ejemplo, mediante acciones como el envío de campañas de email marketing puedes informarles de cuestiones de interés general relacionadas con tu actividad, o utilizar un canal de YouTube para crear tutoriales en los que enseñes a utilizar tu producto.

Olvídate del marketing transaccional y apuesta por el marketing de relaciones

El marketing transaccional te lleva a buscar la forma de colocar tus productos en el mercado ignorando el contexto y los valores. Esta tendencia hoy en día está completamente eclipsada por el marketing de relaciones, que busca todo lo contrario. La preocupación por el medio ambiente o la igualdad son tan determinantes para las ventas como el catálogo. Busca mantener una relación con los usuarios con diálogos en lugar de monólogos.

Crea un sentimiento de comunidad

Otras herramientas con las que puedes crear relaciones cercanas son las comunidades online. A través de esta estrategia de marketing digital tus clientes se sentirán los protagonistas de tu negocio. Para conseguirlo, plantea acciones en las que puedan participar y asegúrate de algo tan sencillo como contestar siempre a los mensajes del público.

Comparte